Se ha producido un error en este gadget.

domingo, 25 de abril de 2010

Semiología del poema y los relatos de la Ciudad del Viento

-
Los puentes de la ciudad son las cuerdas de una orquesta que unen el alma con el cuerpo. Las cuerdas son la continuidad y el carácter, lo que integra y comunica. La celesta son las crestas doradas de aguas  rizadas por los vientos que viajan por el  río. Los vientos de las maderas son la palabra, el mensaje que expresa lo habitual. Las flautas son la naturaleza y los pájaros, están en el cielo. Los bronces (metales) marcan los hitos, los motivos relevantes, son el impacto de las ideas. Los timbales son el caos ordenado del constante cambio y la intensidad de estos. Los platillos son olas que rompen en la costa, castigando el silencio de la arena una y otra vez. La sabiduría está en las maderas graves, la voz profunda del fagot que habla con sosiego e introduce los motivos, junto a la voz joven del clarinete y la voz y clara del oboe.
La Diosa Enki, benevolente con los hombres, creó la tierra que es la melodía y la sonoridad, o tal vez donde resuena la orquesta, lucha contra Enlil, que la socava con tempestades, él es dueño de los timbales y los platillos. Cuando está sereno, canta con la celesta y las crestas doradas de las aguas, que con la fuerza del viento se transforman en tempestad

No hay comentarios:

Publicar un comentario